Apple y el Titanic

El 15 de abril del 1912 se produjo el hundimiento del tristemente célebre Titanic, este barco que era un prodigio de la tecnología de la época se consideraba como todos sabéis «insumergible», pero luego ya se vio que de eso nada de nada…

El Titanic se construyo junto a un hermano gemelo llamado Olympic ambos buques idénticos tan solo se distinguían en el color con el que fueron pintados, el Titanic de color negro, el Olympic de color blanco.

Se consideraba que el Titanic podría resistir cualquier embestida que el mar le enviase con su fuerza y su poderío.

Tristemente la historia nos golpeó con la realidad de su hundimiento el su viaje inaugural.

En el Titanic viajaba una orquesta compuesta por 8 músicos: Wallace H. Hartley (Director de la banda), Roger Bricoux, Fred Clarke, P.C. Taylor, G. Krins, Theodore Brailey, Jock Hume y J.W. Woodward.

Los músicos del Titanic: Wallace H. Hartley (Director de la banda), Roger Bricoux, Fred Clarke, P.C. Taylor, G. Krins, Theodore Brailey, Jock Hume y J.W. Woodward
Los músicos del Titanic: Wallace H. Hartley (Director de la banda), Roger Bricoux, Fred Clarke, P.C. Taylor, G. Krins, Theodore Brailey, Jock Hume y J.W. Woodward

Según contaron los supervivientes de la tragedia la Banda siguió tocando incluso cuando el barco se estaba hundiendo.

Señores, ha sido un placer tocar con ustedes

Wallace H. Hartley – Director de la banda

¿Qué tiene que ver esto con Apple?

Pues la verdad es que mas de lo que parece, para empezar la tecnología los une.

El Titanic era un prodigio de la tecnología de la época, en un muchos aspectos resultaba totalmente innovador, al igual que Apple que ha creado muchos de los productos más innovadores de los últimos tiempos.

Para seguir porque detrás hay mucho dinero en juego, en el caso del Titanic los «gemelos» fueron financiados por J. P. Morgan y en el de Apple es la compañías con más «panoja en efectivo» del mundo.

Y para seguir porque ambos han desafiado a los «elementos», en el caso del Titanic a la madre naturaleza que se volvió contra el en forma de iceberg y en el de Apple porque lo ha hecho contra un mercado que puede que no esté dispuesto a gastarse lo que ellos quieren…

En el caso de Apple desde el fallecimiento de Steve Jobs la compañía comenzó a tomar una deriva algo diferente de la que se mantenía hasta entonces.

Steve Jobs en la presentación del iBook con WiFi
Steve Jobs presentando la tecnología WiFi incorporada en el iBook original en 1999

Hasta entonces Apple, que ya era una compañía con sus «cosillas», mantenía una relación con los clientes absolutamente exquisita, y también mimaba al sector profesional de un modo fabuloso.

Entonces las cosas empezaron a cambiar poco a poco, primero con el abandono de algunas tecnologías, Aperture fue una de esas víctimas, después con el continuo incremento de precios en sus dispositivos, la desconexión del vínculo con el mercado profesional, por ejemplo con el MacPro que paso de ser un modelo modular a ser una especie de «cenicero» que producía unas mesas llenas de cables y problemas de fabricación.

En la últimas presentaciones se han mostrado los nuevos iPhones, iPad Pro, MacBook Air y MacMini, dejando aparte las «ligeras» mejoras tecnológicas y los incrementos de precio, en algunos casos muy significativos, lo que esta ocurriendo es que el mercado no está respondiendo como la compañía de la manzana esperaba y se esta llevando un disgusto sobre las ventas bastante importante.

Este problema de ventas por la «menor» penetración del mercado de los nuevos modelos de iPhone en los mercados asiáticos, luego resulta que es más global, han hecho que por primera vez en mucho tiempo alguien se haya puesto nervioso en Cupertino.

El ejemplo de Samsung

Todos nos acordamos de los móviles explosivos de Samsung, aquello fue un dolor de cabeza para la marca coreana que lleno de videos y memes internet durante un tiempo, el Galaxy S7 hizo que por un instante el universo, si ya se que con lo de «galaxy» la referencia es un poco pobre, de los smarphones se tambalease, peeeero…

Samsung es una corporación enorme, fabrican de todo, desde pantallas de ordenadores, hasta tubería de transporte de líquidos, desde lavadoras hasta barcos portacontenedores, desde microchips hasta cemento… no se si me explico…

El problema del S7 fue un error que a alguien le costo un disgusto y punto, un fallo de diseño por las prisas y ahí terminó todo, se pagaron las indemnizaciones correspondientes, se asumieron las multas pertinentes por los errores y listo a por el S8.

Imaginemos que por un momento esto mismo le pasa a Apple con el iPhone XR…

El problema sería mucho peor, Apple es una compañía que se basa mucho en sus productos, que no son muchos, en la fidelidad del cliente, que es el que paga un buen dinerito (mucho) por esos productos y en que todo va a funcionar de perlas…

Vamos a verlo con un ejemplo. El cambio de los teclados de los MacBook Pro por el nuevo y maravilloso (según Ive) teclado mariposa, es uno de esos dolores de cabeza, llevan tres versiones y siguen teniendo problemas con el polvo, las miguitas y demás cosas que caen sobre el teclado, por no hablar del poco recorrido de las teclas que hace que teclear resulte más cansado que en un teclado convencional.

Con este teclado Apple se esta enfrentando a los usuarios que se quejan y presentan reclamaciones en un equipo que vale un pastizal.

El problema es como solucionarlo, supongo que seguirán evolucionando ese teclado hasta que den con el arreglo porque no creo que se vayan a volver atrás y utilizar un teclado digamos convencional mucho más tolerante a migas.

Cómo salir de este lío

Pues no lo tienen fácil, han creado un ecosistema muy, pero que muy cerrado, el Apple Watch solo funciona en los iPhone, los AirPod solo funcionan con los iPhone y eso hace que la gente se piense las cosas un poco más antes de cambiar su equipo.

La renovación de dispositivos «pequeños» no se hace tan alegremente, de hecho se está incrementando el período de actualización de los equipos por parte de los usuarios tal y como la propia Apple confirma.

Por otro lado se están empeñando en que el iPad es un ordenador y va a ser que no… Tal vez si se dejasen de tonterías y le instalasen MacOS si sería un buen equipo, pero con un sistema operativo como es iOS no se puede ir a ningún lado, es un producto de corto recorrido, o dice un amigo, es el mejor ordenador para ir al baño.

Personalmente creo que la solución pasa por escuchar a los usuarios, llevamos años pidiendo pantallas táctiles, poder tener varios usuarios en los iPad, un sistema de ficheros completo en iOS, precios más ajustados y no sobrevalorados con tecnología que esta más que amortizada.

Puede que parte del problema sea la dirección de la empresa que ahora mucho me temo que esta en manos de fondos de inversión que solo ven pasta, también es lógico es para lo que son, antes Steve era la mano férrea que gobernaba todo pero ahora tal y como figura en la Wikipedia los propietarios son Vanguard Group y BlackRock… como dato curioso decir que el presidente de la compañía es Arthur D. Levinson que en 2008 fue nombrado el CEO más amable del año, con un 93% de aprobación, así que no creo que vaya a dar un puñetazo en la mesa.

No es la primera vez que pasan por un período de estancamiento, ya pasó con el Apple II y Apple III, luego con el Macintosh y la mala gestión que vino Steve para «solucionarla» con el iPod y demás familia, pero esta vez no está Steve para «iluminar» el camino…

La competencia es mucha y están mejorando mucho… Esto lo digo por ejemplo por Microsoft, recientemente hemos comprado una Surface Go y es una máquina muy bien diseñada y que si se puede usar como ordenador y como tablet… sin tener que vender un riñón.

En fin que puede ser que al final Apple termine como los músicos de Titanic, que sigan tocando hasta el final y el barco se hunda.